jueves, 18 de agosto de 2016

COMPARACIÓN INCINERADORA DE CANARIAS Y DE MONZÓN

COMPARACIÓN INCINERADORA DE CANARIAS Y  DE MONZÓN. AQUÍ LA SALUD DE LOS CIUDADANOS NO ES LO PRIMERO.
Nuestros compañe@s de Ecologistas en Acción-Ben Magec, de Canarias nos han  aportado amablemente los datos del proyecto no autorizado de ENCE, en Las Palmas de Gran Canaria. Como siempre , al final lo que valen son los datos de los distintos informes y proyectos. En la comparativa  vemos que las emisiones son bastante similares y sin embargo en Canarias no han autorizado la incineradora, que estaba alejada más de 2.000 metros de la población, y en Monzón a solo 600 metros nos dicen que no afectará a la población.

 
 Está claro que dadas las emisiones y la diferencia de potencia entre los dos proyectos, la incineradora de ENCE que no se autorizó en Canarias era más eficiente, seguramente debido a la mayor potencia calorífica de la madera  que se pretendía quemar en ese proyecto (de procedencia tropical) comparada con la de Monzón (principalmente chopo, con muy bajo poder calorífico) . 


  Las razones del Informe de la Consejería de Salud de Canarias, para no autorizar el proyecto:
-" La combustión de madera supone, en general, un riesgo para la salud pública. LA combustión de biomasa genera contaminantes más peligrosos ( PM 2,5, Compuestos orgánicos volátiles -COVs-,Hidrocarburos aromaticos -Benzopirenos- aldehidos, aciudos organicos y CO) que otros combustibles tradicionales como gasoil o el gas natural."
-También concluye que " en un radio de 3km aportaría casi 60 μg/m3 de NO2 (NOX) , 6 de PM10 y 59,1 de SO2 anuales"
-" El promotor valora el impacto sobre la calidad del aire como SEVERO ( igual que en el caso de Monzón).

 Y en Monzón ¿Por qué se autoriza a 600 m.? SR CONSEJERO DE SOSTENIBILIDAD, SRS DEL  INAGA, NO ESTÁN VELANDO POR LA SALUD DE LOS CIUDADANOS.

viernes, 5 de agosto de 2016

LOS OXIDOS DE NITRÓGENO (NOx), LA EMISIÓN MÁS IMPORTANTE DE UNA INCINERADORA DE BIOMASA.


Ya hablamos de los daños a la salud de los NOx en un anterior post: Reducción de la función pulmonar, agarvamiento de alergias y asmas y en general de las enfermedades respiratorias crónicas, amén de alteraciones gastrointestinales, renales, hepáticas y neurológicas.

Para poder entender hasta que punto son importantes estas emisiones, que provocaron que no se autorizará la planta de incineración que ENCE queria instalar en Canarias, basta con comparar las emisiones que autoriza el INAGA con las que ha declarado Hidronitro en el Registro Nacional de Emisiones.¿Cómo sepuede hablar de industria limpia y sin afecciones a la salud?.Insistir en su instalación a 600 metros de nuestras casas indica que prevalece el derecho de la promotora Forestalia a ahorrarse muchos millones de euros sobre la salud de los ciudadanos. Permitirlo también...y esto va por las administraciones competentes que no están defendiendo el derecho fundamental de los ciudadanos a su salud.


sábado, 25 de junio de 2016

LAS CENIZAS VOLANTES QUE EMITEN LAS INCINERADORAS DE BIOMASA. GRAVE AMENAZA PARA LA SALUD.

Presentamos un reciente estudio de este mismo año publicado en la prestigiosa revista científica "Science of Total Environment" en la que investigadores de la República Checa alertan "Las cenizas producidas pueden plantear una grave amenaza para el medio ambiente debido a la presencia de hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP,PAH en inglés), debido a que algunos HAP son potentes carcinógenos, mutágenos y teratógenos".(el benzopireno es uno de ellos).

Nótese que estos científicos también hablan de Plantas Incineradoras de Biomasa (biomass incineration plants)




Página original en inglés:
ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27135566

Revista Science of The Total Environment, Volumes 563–564,

doi: 10.1016 / j.scitotenv.2016.04.059. Epub 2016 29 de Abr.

"Investigación de contenido de hidrocarburos aromáticos policíclicos en cenizas volantes y las cenizas de fondo delas plantas de incineración de biomasa en relación con la temperatura defuncionamiento y el contenido de carbono no quemado."

 

Kosnar Z 1, Mercl F 2, Perná I 3, Tlustoš P 2.

Información autores:
1
Departamento de Química Agroambiental y Nutrición Vegetal, Facultad de
Agrobiología, Alimentos y Recursos Naturales, Universidad Checa de Ciencias
de la Vida de Praga, Kamýcká 129, CZ-165 21 Praga 6, República Checa.
Dirección electrónica: kosnarz@af.czu.cz.
2
Departamento de Química Agroambiental y Nutrición Vegetal, Facultad de
Agrobiología, Alimentos y Recursos Naturales, Universidad Checa de Ciencias
de la Vida de Praga, Kamýcká 129, CZ-165 21 Praga 6, República Checa.
3
Instituto de Estructura de la roca y Mecánica, Academia de Ciencias de la
República Checa, V Holešovičkách 41, CZ-180 00, Praga 8, República Checa.

Abstracto PROPÓSITO
:
El uso de combustibles de biomasa en plantas de energía de incineración está
aumentando en todo el mundo. Las cenizas producidas pueden plantear una grave amenaza para el medio ambiente debido a la presencia de hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP, PAH en inglés), debido a que algunos HAP son potentes carcinógenos, mutágenos y teratógenos (el benzopireno es uno de ellos). El objetivo de este estudio fue investigar el
contenido de HAP totales e individuales en volantes y cenizas derivado de incineración
de fitomasa y dendromasa (de los árboles) ya que los datos sobre el contenido de HAP
en cenizas de biomasa es limitada. Diversas temperaturas de funcionamiento de la
incineración fueron examinados y la relación entre el contenido total de HAP y el
carbono no quemado en cenizas también se consideró.
MÉTODOS:
El análisis de HAP se realizó en muestras volantes y cenizas de fondo recogidos de
diversas plantas de incineración de biomasa. La determinación de HAP se realizó
mediante cromatografía de gases acoplada a espectrometría de masas. Se llevaron a
cabo las correlaciones entre los PAHs de bajo, medio y alto peso molecular y entre sí en
cenizas. La relación entre el contenido de PAH y carbón no quemado, determinado
como pérdida por ignición (LOI) en cenizas de la biomasa, se realizó mediante análisis
de regresión.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN:
El contenido de HAP en cenizas de biomasa varió de 41,1 ± 1,8 a 53,800.9 ±
13,818.4ng / g ps. Esta variación se puede explicar por las diferencias en las
condiciones de funcionamiento de la caldera y la composición de combustible de
biomasa. Los coeficientes de correlación para los HAP en cenizas oscilaron 0,8025-
0,9790. Los modelos de regresión fueron diseñados y los coeficientes de determinación
variaron 0,908-0,980.
CONCLUSIONES:
El contenido de HAP en las cenizas varió ampliamente con el tipo de combustible y el
efecto de la temperatura de funcionamiento en el contenido de HAP en cenizas era
evidente. Las cenizas volantes contienen cantidades más altas de HAP que las cenizas
de fondo. Los HAP de bajo peso molecular prevalecieron en cenizas probadas. Se
observó la relación exponencial entre el contenido de HAP y la LOI de cenizas volantes
y el lineal para las cenizas de fondo.
Copyright © 2016 Elsevier Todos los derechos reservados.
PALABRAS CLAVE:
Cenizas; Combustión de biomasa; combustibles; Temperatura de incineración; HAP
PMID:
27135566
[PubMed - en proceso]
Nota: Son HAPs el antraceno, el benzopireno, el naftaleno y el pentaceno entre otros.

sábado, 12 de marzo de 2016

DONAR A LA CAMPAÑA CONTRA LA INCINERADORA DE BIOMASA DE MONZÓN.

Necesitamos tu ayuda para cubrir los gastos judiciales de la campaña y continuar realizando materiales carteles, pegatinas, marcalibros, gastos de acciones. Cualquier cantidad será bien recibida. ¡Colabora¡



Puedes ingresar a este número de cuenta:



o sino a través de Paypal:


                                                   DONAR A TRAVÉS DE PAYPAL




Como concepto poner: NO INCINERADORA

viernes, 19 de febrero de 2016

EL GALIMATÍAS DE LA REVISIÓN DE OFICIO


Como comentamos días  atrás en el facebook la revisión de oficio se realiza en virtud del art 65.5 de la ley 11/2014 de Prevención y Protección Ambiental de Aragón, que resumiendo dice que se puede revisar de oficio cuando:

                -La contaminación producida por la instalación haga conveniente la revisión de los valores límite o la adopción de nuevos.
                -Resulte posible reducir significativamente las emisiones por cambios en las Mejores Tecnologías Disponibles. (no es el caso, no ha habido cambios en tecnologías disponibles publicados)
                -La seguridad de funcionamiento del proceso  haga necesario emplear otras técnicas.
-Lo requiera el organismo de cuenca (no parece que el vertido haya cambiado)
-Sea necesario cumplir nuevas normas (se las habrían impuesto antes ¿no?)
-Otros en materia de prevención y control integrados de la instalación.


Vista la parcela y la extensión de la planta ¿A qué llaman retirarla? ( en suelo No Urbanizable Especial no se puede instalar nada) El montaje está recogido del proyecto.
 En cualquier caso, estos supuestos, certifican que el INAGA no hizo bien su trabajo, pues hay que proceder a revisarlo 6 meses después de su autorización, sin haberse movido un solo palmo de tierra del proyecto. El alcalde de Monzón, ha comentado en la radio, que es para que puedan entrar las alegaciones del recurso de alzada que según el INAGA Ecologistas en Acción presentó un día tarde. Muy generosos, pero retrasar el proceso igual 9 meses para que "los ecologistas" puedan hacer sus aportaciones, cuando hasta la fecha se les ha ninguneado clamorosamente,  no parece muy creible.
No se sabe que aspectos se van  a revisar pero nos atrevemos a pronosticar aspectos obvios y otros  comentados: El tema de las emisiones de benzopirenos, por su gravedad y  no estar  recogidas en la anterior autorización, sería muy preocupante no controlar este peligroso contaminante.  Por otro lado y por lo dicho en Cortes y medios de comunicación por los políticos afines al proyecto, el tema de darle la vuelta a la planta (ellos lo llaman retirar la planta , pero en realidad solo cambian la zona de almacenamiento por la de energía, ver primera ortofoto), nuevo estudio de dispersión , emisiones e inmisiones (pero... ¿no estaba bien hecho el que presentó la empresa en su día y por el que le autorizaron el proyecto?), estudio de accesos (ojo, en sede parlamentaria y en medios locales se ha afirmado que se realizará una salida nueva  desde la A22 para no afectar a los ciudadanos ¿Por dónde se hará el nuevo trazado o que terrenos se expropiarán para hacer ese acceso? Más incognitas) y estudio de los cultivos de biomasa, aspecto que ya se le requirió anteriormente pero que el promotor no  presentó. ¿Máximas y mejores tecnologías de filtrado?, suponemos que tendrán alguna medida adicional para adoptar, aunque ya adelantamos que solo sirven para las partículas en suspensión, no para los óxidos de nitrógeno, ni el dióxido de azufre ni gran parte de los benzopirenos u otros contaminantes más tóxicos.

Ortofoto con la planta la autovía y las carreteras. ¿Por donde se propone la nueva salida de la A22 y acceso exclusivo a la planta para no afectar a los ciudadanos?




 Según el documento de revisión de oficio que nos notificaron,  se sigue el  Procedimiento Simplificado del RD 815/2013 del Reglamento de Emisiones Industriales que consiste básicamente en:
                -El INAGA solicita a los organismos competentes en medio ambiente digan que documentos hay que revisar. Tienen 10 días de plazo.
                -Pronunciados estos organismos el INAGA requiere al promotor (SOLMASOL) para que aporte, en el plazo de 15 días la documentación que se le solicite.
-Recibida documentación solicitada a SOLMASOL, si procede, se le requerirá subsanación o aporte de información que falte. Tienen 10 días, sino la aporta se desestima la petición (no sabemos si  significa que no se autoriza, pues es una revisión de oficio, no una petición de Solmasol??)
-Tras recibir toda la documentación INAGA somete a Información pública por plazo no inferior a 20 días.
-Finalizado el trámite de información pública en tres días el INAGA remite:
-Al ayuntamiento de Monzón  el expediente completo con las alegaciones , para que en el plazo de 30 días  emita informe sobre la adecuación de la instalación analizada a todos aquellos aspectos que sean de su competencia.
-Al organismo de cuenca alegaciones para su consideración.
-Al resto de órganos que deban informar sobre las materias de su competencia, una copia del expediente completo junto con las alegaciones.

                -Tras recibir informes de estos el INAGA realizará “una evaluación ambiental del proyecto en su conjunto”  y efectuará trámite de audiencia a SOLMASOL.
                -Tras la audiencia INAGA efectuará propuesta de resolución, que remitirá al ayuntamiento, al organismo de cuenca y resto de órganos que hubieran alegado para que en 10 días manifiesten lo que crean conveniente.
                -El procedimiento finalizará cuando, en el plazo de 6 meses el INAGA dicte resolución.
Tras ella , si es positiva, SOLMASOL podrá iniciar su puesta en funcionamiento.

Esto, si se sigue todo el procedimiento, significa un retraso  del expediente de unos 9 meses. OJO a mitad de marzo seguramente saldrá la información pública para realizar las alegaciones de esta revisión.

¿Será un procedimiento cosmético para intentar apaciguar la importantisima oposicion social que ya hay en Monzón?

martes, 9 de febrero de 2016

NOTA DE PRENSA REMITIDA. 
PLATAFORMA CONTRA LA INCINERADORA DE BIOMASA DE MONZÓN: QUEREMOS LA INCINERADORA LEJOS DE NUESTRAS CASAS Y DE LAS DEL RESTO DE POBLACIONES.

Los más de 5.300 ciudadanos que han firmado la petición online y las 2.400 firmas de ciudadan@s de Monzón  y poblaciones cercanas que han firmado en nuestras mesas de recogida e información nos avalan. Existen numerosas  razones que deslegitiman a los partidos políticos  que se oponen a la búsqueda de otra ubicación para la  Incineradora.
Las máximas y mejores tecnologías de filtrado que se proponen sirven únicamente para las partículas en suspensión, no sirven para las emisiones de óxidos de nitrógeno (emisiones que motivaron el informe negativo de Sanidad de Canarias) y que en el caso de la de Monzón serían importantísimas ( 507.000 kg/anuales), ni  para el dióxido de azufre (más de 400.000 kg/anuales) ni para parte importante de las sustancias más cancerígenas , como los benziopirenos y dioxinas, que debido a las altas temperaturas de combustión del horno salen en forma de vapor (no son capturadas por los filtros electrostáticos), transformándose en partículas sólidas al enfriarse ya  en la atmósfera. Reiteramos, la única solución para minimizar los daños a la salud pública  es alejarlas lo más posible de las poblaciones.
                Foto1: parcela donde se pretende instalar la Incineradora de Biomasa
El INAGA ha iniciado de oficio un nuevo procedimiento de revisión  que se hace de acuerdo a  la Ley de Protección Ambiental (art. 65.5) y  que se abre cuando:
"La contaminación producida por la instalación haga conveniente la revisión de los valores límite de emisión impuestos , o  resulte posible reducir significativamente las emisiones  o la seguridad de funcionamiento del proceso o actividad haga necesario emplear otras técnicas."
La apertura de este procedimiento  certifica que, como se denunció desde la Plataforma contra la Incineradora de Biomasa de Monzón y Ecologistas en Acción, el procedimiento ejecutado por INAGA para autorizar la Incineradora era insuficiente para garantizar la falta de afecciones para  la salud de los ciudadan@s de Monzón, sino ¿porqué la revisan, si estaba todo bien?. Quizá la repuesta está en la negativa del Gobierno Canario a autorizar una planta similar en Las Palmas, alejada 2400 metros del casco urbano por un informe de Sanidad de Canarias. En Aragón no se ha realizado hasta la fecha informe de la Consejería de Sanidad. ¿Porqué?

La ubicación propuesta no cumple con la normativa de distancias de las actividades insalubres y peligrosas; La incineradora de Biomasa  es una industria Insalubre pues sus emisiones son perjudiciales para la salud humana. También es Molesta pues genera  humos, gases, olores, nieblas, polvos en suspensión y  ruidos, que suponen molestias para los vecinos. Así mismo es Nociva pues las emisiones ocasionarían daños agropecuarios y forestales. Y por último también es Peligrosa, pues el almacenamiento de astillas o serrín es  susceptible de originar riesgo por explosiones o incendios (Similar a caso Porta).

La  ubicación, en su caso, y cumpliendo toda la normativa medioambiental, debería ser en un suelo industrial donde especialmente se prevé la instalación de industria pesada . El propio PGOU de Monzón  indica que la Industria pesada " aparecerá totalmente aislada en polígonos específicos".La autorización de la instalación de esta industria en esa ubicación vulnera la normativa urbanística existente.   Por otro lado no se puede comparar la situación actual con la histórica instalación de industria pesada en el Polígono Paules o en la zona cercana a la población (a menos de 1.200 m.) del Polígono Armentera, pues estas industrias se instalaron en los años 40 a 60 del siglo pasado, hace  más de 50 años, en una época en la que apenas se hablaba de contaminación y se desconocían las problemáticas de instalar industrias pesadas y contaminantes tan cercanas a las poblaciones. ¿Por qué ese empecinamiento en  mantener la ubicación propuesta en la misma parcela si alejándola de las poblaciones se limitan muchísimo las afecciones?
La última industria pesada instalada en el Polígono Armentera , Metalogenia ( 2011-14), con mucho menos  volumen de emisiones que la Incineradora propuesta  se instaló a 2.700 metros de casco urbano.

 Las distintas administraciones deben hacer todo lo posible por evitar las evidentes afecciones para la salud que esta actividad tiene en su ubicación actual, y la fórmula existe, sólo hay que tener voluntad, por otro lado los cargos públicos tienen el deber de proteger la Salud Pública.
 La Plataforma contra la Incineradora de Biomasa  exige que la instalación se sitúe lejos de Monzón y de cualquier otra población. Existe suficiente superficie en la zona para buscar ubicaciones alejadas de las poblaciones, por lo que pretender achacarnos  que proponemos ubicarla cerca de otras poblaciones como la Almunia de San Juan o Castejón del Puente es una burda maniobra de manipulación, lucharíamos con el mismo ahínco para evitarlo.

domingo, 31 de enero de 2016

POSICIONAMIENTO DE ECOLOGISTAS EN ACCIÓN RESPECTO A LA BIOMASA




Ante toda la controversia suscitada respecto a la instalación en Monzón de la planta incineradora de biomasa, Ecologistas en Acción quiere dejar clara su postura respecto a la utilización de la biomasa como recurso energético.

Ecologistas en Acción manifiesta que ante problemas como el cambio climático y la dependencia de los combustibles fósiles, fomentar y regular el aprovechamiento energético de la biomasa es necesario si se quiere conseguir un cambio de modelo energético. Las energías renovables tienen que ser el vector de cambio de este modelo, en el cual otras tecnologías, como la nuclear, no tienen que tener cabida. Además, el aprovechamiento de la biomasa de residuos forestales puede jugar un papel importante a la hora de prevenir incendios; como tampoco hay que olvidar que el aprovechamiento de la biomasa puede generar desarrollo y revitalización en numerosas zonas rurales.


Ahora bien, por otro lado, Ecologistas en Acción quiere manifestar que los usos de la biomasa para estas finalidades no pueden hacerse a cualquier precio. Hay que considerar, entre otros, los siguientes aspectos: 

-  La biomasa no es ninguna panacea para solucionar problemas como el cambio climático o la dependencia energética. Reducir el consumo energético tiene que ser la máxima prioridad. 

-  La producción de cultivos para aprovechamiento energético sólo se tiene que permitir si se utilizan técnicas de agricultura ecológica. La utilización de agroquímicos derivados del petróleo tendría que estar prohibido en estas aplicaciones. Esto tiene sentido tanto desde un punto de vista puramente ecológico, como de la dependencia del petróleo.   La agricultura intensiva hace improductivos los suelos a medio plazo.  En el proyecto de Monzón se plantean realizar cultivos intensivos de hasta 30.000 árboles por hectárea, con cortas periódicas cada 3 años.  Las plantaciones tendrían una vida útil de 20 años.  Transcurrido ese tiempo, los suelos quedarían tan deteriorados que harían falta años para volver a plantar cualquier otro tipo de cultivo.

-  Los largos desplazamientos de biomasa se tienen que evitar, puesto que no tienen sentido desde un punto de vista del aprovechamiento energético ni de la contribución al cambio climático. En el proyecto que pretende instalarse en Monzón se llega al absurdo de tener que traer la madera desde un radio de 60 kilómetros.  Cualquier instalación de aprovechamiento de biomasa debe dimensionarse en función de la disponibilidad del recurso de dicha biomasa en el entorno próximo.

-  Hay que remarcar que las plantaciones forestales no son bosques y no se pueden considerar propiamente como ecosistemas naturales. Su grado de biodiversidad es realmente bajo. Habría que compatibilizar cualquier explotación forestal con el mantenimiento de los ecosistemas, o en su caso de los agroecosistemas previamente existentes.  Para el proyecto de Monzón se estiman necesarias 13.600 hectáreas de regadío en el mencionado radio de 60 kilómetros.  ¿Cuántos cultivos sería necesario modificar?

-  Y por último, los cultivos para aprovechamiento energético no pueden entrar en competencia con la producción de alimentos, que tiene que ser prioritaria en una sociedad en la que cada vez más gente pasa hambre. Se tiene que tener en cuenta además que los cultivos (y su aprovechamiento energético) también son consumidores de agua. No se puede solucionar el problema de dependencia energética agravando la escasez de este recurso. 

En conclusión:

Las energías limpias son la única alternativa y se tienen que fomentar, sobre todo en un momento como el actual en que el cambio climático y el pico del petróleo ya son realidad. Ante esta perspectiva de adicción a la energía, aparecen nuevas quimeras (o no tan nuevas), como el fracking (obtención de gas no convencional del subsuelo por fractura hidráulica de rocas) o la controvertida energía nuclear, que no hacen sino hundirnos más en un modelo energético malgastador e insostenible. La biomasa puede jugar un papel importante en el mix eléctrico del futuro, pero se tiene que regular correctamente su uso para aprovechar todo su potencial.  El proyecto de Monzón incumple la mayor parte de criterios expuestos anteriormente.  El proyecto de Monzón no es ni renovable, ni sostenible, ni adecuado.